El mercado de la electricidad está gobernado, fundamentalmente, por cinco grandes empresas. Pero cada vez hay más compañías eléctricas alternativas que les hacen frente con unos precios asequibles y con energía 100% renovable. ¿Quieres conocerlas?

¿Cuáles son las compañías eléctricas alternativas?

Hay más de 200 empresas comercializadoras de luz en los mercados libre y regulado, pero el 80% de los consumidores tienen contratado el suministro con los grandes grupos como Endesa, Iberdrola, EDP, Naturgy (antigua Gas Natural Fenosa) y Repsol, por lo que el porcentaje de personas que eligen a las compañías eléctricas alternativas es muy escaso. De esta gran mayoría, cerca del 60% corresponden al mercado libre y el resto al regulado. ¿En qué se diferencian estos dos mercados?

¿Qué son el mercado libre y el mercado regulado?

Mercado libre


En el mismo pueden comercializar electricidad todas las empresas que trabajan con tarifas de luz, por lo que existe una gran competitividad. Todos los años aparecen nuevas empresas, ya sea en localizaciones geográficas determinadas o disponibles en toda España. En cuanto a los precios, no existe ninguna directriz y la compañía puede establecer los importes que desee, al igual que las modalidades. Además, tener que competir con las cantidades que puede ofrecer el mercado regulado las obliga a efectuar descuentos y promociones para obtener resultados más atractivos. Otro aspecto que diferencia asimismo a este grupo del regulado es que en este se pueden contratar también servicios de mantenimiento, opción que no es posible en el mercado regulado

Mercado regulado


Forman parte de este mercado las comercializadoras que pueden prestar servicio a los precios fijos que marca el Gobierno de España. Cada hora del día tiene un precio diferente dependiendo de la demanda de energía que exista. Normalmente, las horas nocturnas son las más baratas. En este mercado también se puede aplicar la discriminación horaria, asegurando que habrá un periodo más barato y otro más caro durante la jornada. Además, solo con esta modalidad se puede solicitar una ayuda para pagar la factura eléctrica, denominada bono social, que está disponible para familias numerosas, personas en situaciones vulnerables… Estas empresas son ocho:

Se calcula que hasta el 80% de los usuarios no son conscientes de a qué mercado pertenecen y si tienen una tarifa libre o la regulada denominada Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), cuyos precios se pueden consultar todos los días aquí. (https://www.esios.ree.es/es/pvpc)

¿Compañías eléctricas alternativas?

No obstante, este artículo no tiene como protagonistas a las comercializadoras de referencia ni a las grandes empresas eléctricas. Aquí te presentaremos algunas empresas eléctricas que son alternativas muy atractivas a estas. Un dato que certifica que el mercado energético está cambiando poco a poco es que las grandes pierden clientes en beneficio de las independientes. Evidentemente, estas operan únicamente en el mercado libre. Te presentamos algunas.

Lucera


Esta empresa ofrece energía renovable a bajo precio, en concreto, según explica, a precio de coste. Gracias a este compromiso con el medio ambiente ha evitado que más de 15.000 toneladas de CO₂ fueran a la atmósfera.

Holaluz


Holaluz ya tiene un público importante y un hueco en el mercado, pero aun así está considerada como una de las independientes. Igual que el ejemplo anterior, comercializa únicamente electricidad procedente de fuentes 100% renovables.

Som Energia


Som Energia es una cooperativa de producción y consumo de energías renovables española con especial implantación en Cataluña. La mayoría de proyectos de la cooperativa son fotovoltaicos, aunque también cuenta con una planta de biogás y una minihidroeléctrica y también apuesta por la biomasa y estudia proyectos eólicos de pequeña envergadura. Los proyectos se financian a partir de inversiones que efectúan los propios socios cooperativistas, mediante participación voluntaria en el capital social o títulos participativos. En abril de 2012 se abrió la primera captación de capital, consiguiendo los 3,5 millones de euros fijados como objetivo en el mes de marzo de 2013 gracias a las inversiones de 794 socios. En octubre de 2017 se abrió nuevamente la participación en el capital social de la cooperativa con un objetivo de 5 millones de euros que también fue conseguido. ​ En 2019 la compañía genera 17 GWh/año gracias a sus instalaciones.

This post is also available in: Catalán

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *