Debido a los adelantos técnicos y tecnológicos agrícolas y a la mejora de los transportes, en los últimos tiempos hemos cambiado muchos de nuestros hábitos de alimentación. Podemos comer fresones en noviembre y sandía en abril y nos hemos olvidado de cuáles son los productos de temporada y el calendario de los denominados alimentos de proximidad o kilómetro cero. Estas mejoras nos permiten cultivar todo tipo de verduras y frutas en cualquier época del año, aunque el resultado no sea siempre el más ecológico. Además, importamos frutas de países lejanos que se mantienen durante semanas en frigoríficos, por lo que el alimento pierde sabor y textura. Aquí descubrirás las cestas ecológicas que preparan muchas cooperativas de consumo para ayudarte a volver a una alimentación con productos de temporada.

¿Qué es un producto de temporada?

Cada fruta y verdura cuenta con unas propiedades únicas que la hacen madurar en una época del año determinada. En este proceso de maduración intervienen factores como el terreno y las condiciones climatológicas. Con la tecnología actual esto ya no es necesario y la fruta y la verdura se pueden cultivar en invernaderos, aunque muchas veces se necesitan sustancias no naturales que ayudan a la maduración y reducen la calidad nutricional del alimento.

Por otra parte, las cámaras frigoríficas permiten conservar productos durante todo el año y que nosotros disfrutemos de frutas como el melón en invierno, pero este proceso conlleva la pérdida de muchas propiedades. Esto sucede también con las frutas y verduras originarias de otros países que se transportan hasta aquí en vehículos refrigerados.

¿Qué es un producto de kilómetro cero?

Cuando hablamos de productos de kilómetro cero nos referimos a aquellos alimentos que se han cultivado en un radio inferior a 100 kilómetros a la redonda del punto de venta final. Tal como hemos comentado, la tecnología nos permite llevar naranjas a otros países, pero en Valencia, sin ir más lejos, tenemos uno de los mejores cultivos de cítricos. Y siempre es una mejor opción medioambiental apostar por los productos próximos geográficamente. La huella ambiental que dejamos cuando los alimentos se transportan desde otros territorios repercute en las emisiones de C02 y contribuye negativamente al cambio climático.

El consumo de los productos de temporada

Consumir productos de temporada no solo significa contribuir a la protección del medio ambiente, sino que también implica disfrutar de alimentos con más sabor y menos uso de químicos en su transporte y, generalmente, también en su producción.

Cada día existen más cooperativas que facilitan el consumo de las denominadas “cestas ecológicas”, que se venden semanalmente e incluyen únicamente productos de temporada para consumir en los siete días siguientes, que es cuando se recibe la próxima cesta.

Si quieres saber más sobre el calendario de los productos de temporada, en este enlace encontrarás un calendario que te puede servir de guía por comer de manera más consciente. (https://soydetemporada.es/)

This post is also available in: Catalán

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *